Vicente Sánchez

EL TORO DE SALAMANCA. Vicente Sánchez López

Arrancó el Invierno Cultural de la Peña Taurina El Quite en el Centro Cultural de Ibercaja. Al acto acudieron los miembros del gobierno regional, el consejero de la presidencia D. Emilio del Río y la Directora de Justicia y Política Local, Dª Cristina Maiso, manifestando todo su apoyo a la cultura de la tauromaquia. Bajo el título del libro “El toro de Salamanca” , su autor, D. Vicente Sánchez López hace un homenaje al campo charro, importante a lo largo de la historia del toreo, con 150 años de tradición taurina.

Repasó las sagas ganaderas de Salamanca con sus procedencias y encastes. También recordó a los modestos pero muy importantes en una ganadería, los mayorales, grandes profesionales que en esta tierra charra ha tenido muchos y buenos. Dejó ver que es verdad que la crisis ha afectado mucho a las ganaderías y a casi todo el campo charro siendo los menos afectados Domingo Hernández y la familia Fraile, pero que otro factor importante de decadencia han sido ellos mismos, por no saberse vender como por ejemplo los andaluces y por no evolucionar hacia lo que actualmente el toreo deriva, dos de los grandes problemas que tuvo el campo charro fueron la báscula y el guarismo.

Salieron anécdotas como que cuando comenzó a torear en la ganadería de Manuel Francisco Garzón, el padre del diestro le decía al ganadero que le echara las peores vascas para intentar quitarte de la cabeza la idea de ser torero. Un buen día Santiago llegó a la finca a tentar una vaca, pero el ganadero le había preparado la peor que tenia y acertó ya que al pequeño diestro le pegó una paliza de tal consecuencia que al terminar la interminable faena se dirigió al ganadero y le dijo, toma los trastos y véndelos, quiero ser tractorista y búscame trabajo en alguna finca. Garzón le dijo vete a casa y mañana me lo repites, esta noche te piensas lo que deseas ser. A primera hora del día siguiente se presentó Santiago con los trastos y le afirmó al ganadero, quiero ser figura del torero y posiblemente el campo perdió un buen tractorista.

Hizo un gran repaso sobre toda la historia de grandes ganaderos, como el vizconde de Garcigrande, Marqués de Albayda, Lisardo Sánchez o el mismo Atanasio Fernández, pero destacó que la señora del ganado charro ha sido sin duda alguna Pilarín Coquilla. Recordó toros importantes de diferentes ganaderías, como Filibustero de Graciliano Pérez- Tabernero en San Sebastián 1931, ganador de la corrida concurso y fue lidiado por Félix Rodríguez, Nevadito, de la misma ganadería que en 1929 con 430 kilos ganó el toro de oro en Madrid y Civilón de Juan Cobaleda, lidiado en Barcelona en 1936, indultado pero nunca llegó a la ganadería porque se lo comieron las milicias. Antiguamente hasta el año 1969 las grandes ferias se abastecían del campo charro hasta que empezó el campo andaluz y los Domecq en concreto a coger fuerza y poco a poco ir echando de las ferias a los distintos hierro de Salamanca incluso haciéndolos desaparecer como por ejemplo a los Atanasio y en poco tiempo a los Barcial. Hoy en día es difícil lidiar cien toros por temporada ero ya hace siglo y medio que Juanito Carreros, con su ganadería lo hacía.

Se cerró la tarde con un coloquio entre aficionados y el conferenciante, D. Vicente Sánchez, comentándonos su siguiente proyecto, escribir sobre la dama charra: Pilarín Coquilla.

Un auténtico manual, que hay que tener en su biblioteca, para todo aquel que quiera conocer la historia de esta magnífica tierra.

– Rubén R. Casas –

Acceda a la galería fotográfica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: